Tuesday, November 21, 2006


MAXIMILIANO, ¡AHORA EN LA FIL DE GUADALAJARA!

2 Comments:

Blogger Gabriel said...

Acabo de leer el libro MAXIMAS MINIMAS DE MAXIMILIANO por ídem. En primer lugar, he de felicitar a la editorial, por su excelente elección en este libro y espero que su imperio editorial no se derrumbe ni sea tan efimero como el de su primer autor.
La experiencia de leer, MÁXIMAS MINIMAS es interesante: Un personaje como Máximiliano de Austria, en nuestra cultura actual, es considerado un perdedor, un iluso soñador incapaz de mantener el control de un pueblo. Aparte, es el "malo", el invasor. ¿Como tomar en serio entonces aforismos que demuestran una visión politica, humana y social tan certera? Parece una especie de paradoja.
Pero no lo es.
Nuestra visión del éxito, nos hace creer que alguien cuya sabiduria tiene visos de profundidad, no puede equivocarse, ni perder, ni fracasar. Pero es es mentira.
Los hombres somos hombres, y conociendo la vida de Máximiliano de Austria, leyendo sus aforimos podemos intuir que el era un buen hombre. No era perfecto, ni era todo sabiduria (ni podria haber llegado a serlo nunca, como hombre que es), ni todo idialismo ciego y tonto, como se nos quiere hacer creer. Tampoco era politicamente correcto, al menos no en los canones actuales, porque varias de sus opiniones resultan sumamente machistas y conociendo el trabajo de Carlota y de todas las mujeres, indudablmente falsas.
Eso si. Maximilano nos muestra que los aforismos (sean de quien sean) no pertenecen siempre al reino de la verdad, sino tal vez, al de nuestros deseos interiores por comprender el mundo.
Sentiremos que algunos de sus áforismos son terriblmente ciertos:
"Los que invocan derechos, deben respetar las leyes"; otros , anque falsos, un buen punto para la amena discución, "La prueba de que los hombres son supreriores a las mujeres, está en el trabajo que éstas se toman en imitarlos, sin que suceda a la inversa", pero es si, todos, pero todos, merecen ser públicados.
Creo que el mundo editorial saludará con alegria este nuevo esfuerzo por llevar al público un material de interés sin el lastre del ridiculo intelectualismo que tanto impera hoy, además de que nos trae, la imagen de un hombre que durante tanto tiempo ha sido incomprendida en nuestro pais: La imagen de Maximiliano de Hasburgo, que como bien dice Fernando del Paso en el prologo para este libro; "nació siendo Austriaco, pero murio siendo Mexicano"
Y como Mexicano y hombre, pesele a quien le pese, honor merece.

3:07 PM  
Blogger ashestoashes said...

felicidades por el esfeurzo, en breve me haré de un ejemplar de su libro, mientras tanto, gracias por poner las letras a rodar...

9:02 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home